Guía para ahorrar en tu recibo de luz de CFE México 2022

 

ahorrar en el recibo de luz en mexico

¿Quieres saber cómo ahorrar en tu recibo de luz de CFE? Creamos una guía con recomendaciones para que el pago mensual de este servicio básico no afecte tu presupuesto, lo único que debes hacer es atender nuestros consejos y cambiar algunos hábitos de consumo.

En general somos pocos conscientes del mal uso que le damos a la energía en el hogar y por ende la desperdiciamos. Estas recomendaciones están dirigidas a mejorar algunas viejas prácticas cotidianas con la finalidad de reducir la cuota mensual que debes pagar por el recibo de luz de CFE. ¡Si estás listo comenzamos!

Ahorra dinero en tu recibo de luz: Sigue estos consejos

Imagina todo lo que puedes hacer con el dinero que ahorrarás en tu recibo de luz. Las vacaciones que tanto necesitas en familia, algunas mejoras a la casa, comprar regalos para los peques, quizás un cambio de llantas para el coche o simplemente tener un piso financiero para tu retiro laboral.

¿Suena atractivo cierto? Pues aquí están nuestras recomendaciones para que ahorres dinero en tu consumo eléctrico y lo tengas en cuenta a la hora de consultar tu recibo de luz en los próximos meses:

Desconecta todos los equipos electrónicos cuando no los uses

Una recomendación muy básica pero efectiva. Es necesario que apagues y desconectes los televisores, los focos, ventiladores, cargadores y demás aparatos electrónicos.

Son hábitos que debes cambiar y notarás cada mes como disminuye el consumo energético, reflejado en tu recibo de luz CFE. Algo tan obvio como dejar el cargador de la laptop o el celular conectados u olvidar apagar la luz cuando sales de tu habitación influyen significativamente en el monto a pagar por tu factura.

Cambia los focos tradicionales por ahorradores

Es recomendable cambiar esos focos antiguos de luz amarilla, por los focos ahorradores, esos que generan luz blanca.

Ciertamente tienes que hacer una inversión inicial, pero estos focos consumen hasta un 80% menos energía que los tradicionales.

Notarás la diferencia en los ambientes de tu casa con una luz más cálida y también cada fin de mes cuando llegue el recibo de la luz.

No está demás una revisión periódica del sistema eléctrico de la casa

Esta es otra recomendación que conlleva un gasto significativo, pero préstale atención sobre todo si tus últimos recibos de luz han llegado inusualmente alto, puede ser a causa de una falla eléctrica.

Además, conocer el estado del sistema eléctrico de tu casa disminuye riesgos de accidentes eléctricos, la principal causa de incendios en casas. Recuerda, es una forma de prevenir una tragedia que puede significar un gasto mucho mayor a largo plazo.

Aprende a usar tus electrodomésticos con eficiencia

Seguimos con aspectos básicos, pero la idea es que cambies tus hábitos de consumo para ahorrar en los recibos de luz. Por ejemplo, una buena forma de usar el refri eficientemente es no dejar mucho tiempo la puerta abierta, de hecho, no lo necesitas.

Si está durmiendo, el televisor no tiene por qué estar encendido. Aprovecha al máximo las cargas de ropa cuando laves en lugar de hacer ciclos separados con menos ropa, así ahorrarás agua y luz.

Toma en cuenta que los tres electrodomésticos que hemos nombrado son los que más consumen energía eléctrica.

En resumen, reduciendo el consumo de energía de forma consciente, tendrás resultados cada fin de mes cuando llegue tu recibo de luz CFE y puedas ahorrar dinero mes con mes.